lunes, 28 de marzo de 2011

Desberg + Marini = Dios existe


Cuando tienes un cómic como El Escorpión en la mano, la portada ya te invita a que lo abrás, tomes asiento y te dediques un ratito a tenerlo en cuenta. Desberg y Marini son los creadores de una saga brutal en la que conforme vas leyendo te sientes atrapado sin poder evitarlo.

Desberg ya sabe como funciona Marini y Marini ya sabe como funciona Desberg, y este intercala en su guión dos secuencias a la vez, una viñeta tiene que ver con una y a la siguiente tiene que ver con otra cosa que esta pasando en ese momento, eso señores, es delicioso, es igual que una pelicula e hilar las viñetas parece que al dibujante no le cueste nada (que asco me dan xD) Es una forma original de llevar un guión que te engancha desde el primer momento.

No os voy a contar nada de la trama ni de porque le llaman El Escorpión, de verdad que a todo ser que me lea debería aunque fuese darle una oportunidad, porque aunque es capa y espada y lo que le pasa sea ya muy manido da igual, Marini tiene la maldita mania de encadenarnos a sus viñetas, como ya ocurriese con Rapaces.


Las acuarelas de este señor me han hecho pararme a mirarlas, mas de una vez. Tienen detalles preciosos de la Roma de mediados del XVII. La Ciudad Eterna esta ambientada de verdad como si lo que estuviese viendo fuese que se ha ido calle por calle sacando foto por foto los sitios donde quiere que sucedan las cosas.

Y aunque aveces recuerda parcialmente a Venecia, los planos como el de arriba ya te van diciendo que estas equivocado, es el esplendor de una ciudad que se ve sumergida en la religión y su decadencia, pero no digo mas os prometi que no os diria nada.

Luego hay otra cosa que me "perturba" es lo As de las luces que es este señor dando color, hubo una de las secuencias que de verdad me dejo mirando la viñeta un buen cacho.

¿Cómo se puede ser tan bueno captando luces?

La Viñeta de abajo en medio, me fascinó, el tiene tres tipos de tonalidades en el rostro pasa de frio a calor en un momento y no parece para nada sobrenatural o raro. Me encanta.

Otra peculiaridad es la cantidad de detalle que tienen sus viñetas, te preguntas cuanto tiempo echa este hombre para hacer solamente una pagina, porque alguna que otra, en tabernas me he encontrado hasta ratones, y es que da igual que sean en blanco o negro, pero entiendo que al ser en todo color debe de ser un formato grande y muchisimo curro.


Por ahora solo tengo los tres primeros numeros porque la verdad es que esperaba que no me gustase (mentira cochina) Pero desgraciadamente me ha encantado y creo que eso significa que voy a tener ir buscando otra estanteria para poner a El Escorpión

No descarto ir poco a poco haciendome todas las colecciones de este hombre, porque en serio, creo que Marini no necesita sacar un artbook, todas sus viñetas son ya de por si ilustraciones.

Por cierto, muchachas...recordad este nombre, ARMANDO CATALANO. Vais a tener sueños con el despues de leer esta joya.


Que me gusta una capa y una espada madre mia...

2 comentarios:

♥ HETEFERES ♥ dijo...

Así que me toca comprarme El Escorpión y Rapaces; me vas a dejar sin dineros con estas joyas que me enseñas...y todavía tengo que comprarme el último de los Borgia de Manara y Pecados Veniales de Arthur de Pins, apuf!

Gali_Miau dijo...

Yo le tengo muchas ganas también a las Águilas de Roma, es una pasada el dibujo de este señor, y sus personajes destilan erotismo por todos los poros de ese papel de acuarela, tanto las mujeres como los hombres, que eso último como lectora femenina lo agradezco¡ X_D